Cuando inicie mi servicio social en el Hospital Psiquiátrico Samuel Ramírez Moreno opte por entrar con la mente abierta sin parámetros, ni teorías previas. ¡Gran fracaso! los “usuarios” “pacientes” “loquitos” o cualquier apelativo (siempre inapropiado) que se les quiera dar, no dejaban de recordarme autores, ideas, conceptos. Vi desfilar de Marx a Jung, de  Sontag a Žižek, pero quien aparecía mas era Alejandro Jodorowsky; Los “usuarios” parecían confirmar una y otra vez teorías de Jodorowsky, actos psicomágicos, etc. Pero hubo alguien a quien encontré que hacía de su vida, o la memoria de ella un acto psicomágico: Contaba grandes historias de cosas que había hecho, de personas que conoció, de hablar con Jesús y la Virgen… Lo decía sin dudar, con la certeza de haberlo vivido y por más que repetía la historia en diferentes momentos esta no variaba, si acaso se enriquecía con nuevos detalles y dejaba de lado otros. En un principio intente saber, intuir, cual era la realidad detrás de esas historias. ¡Me di por vencido! Di por cierto que él había nacido en Alemania, que él era rico, que conoció a Bruce Lee… Con su ficción no solo escapaba de aquel lugar y realizaba lo que siempre había deseado  sino que hacía de su ficción una realidad,  él juega con la realidad y la amolda a su gusto.

Vi en su narrativa: por un lado un ejemplo de las ficciones sanadoras y por el otro una forma  simbólica de lograr que Humberto, por medio de sus narraciones, cruce más allá de los muros del manicomio, y de esta forma se pueda revertir el destino de acabar con su existencia cultural. 

Problemática.

En más de una ocasión México se ha horrorizado con las condiciones en las que se encuentran los hospitales psiquiátricos y sus internos. No es de extrañar ya que las debilidades con las que cuenta el Sistema de Salud Mental en México comienzan con el presupuesto que se le es asignado, solo 2% del gasto en sector salud por debajo de del 3.5% que le asignan países de ingresos medios-altos (IESM-OMS.2011). De ese 2% el 80% se utiliza para los gastos de hospitales psiquiátricos (IESM-OMS.2011). El reducido número de profesionales especializados en salud mental. Detección tardía de padecimientos ya que los hospitales generales carecen del componente de salud mental.

Asimismo  diferentes instituciones, ONGs y la propia CNDH han denunciado en diferentes ocasiones la atención que reciben los “usuarios” y la ausencia de sus derechos humanos. Por si fuera poco hay que sumar el estigma asociado a estos padecimientos y la ausencia de programas que permitan la integración de los “usuarios” en la sociedad. Con todos estos datos podemos concluir que algo que acompaña los padecimientos mentales es el aislamiento y en confinamiento.  Creando un muro, ya sea real o simbólico, que divide a los pacientes del resto de la sociedad.

Entre los desafíos que se generaron a partir del “Informe sobre el sistema de salud mental en México” se encuentra la “Mejorar los programas de rehabilitación y reinserción de los pacientes” (IESM-OMS 2011): esto es aumentar programas como “salidas terapéuticas, talleres protegidos, casas de medio camino, residencias para adultos mayores, entre otras” (IESM-OMS.2011). Con el fin de  “disminuir las hospitalizaciones, los reingresos y el estigma asociado a este tipo de padecimientos”. (IESM-OMS.2011)

Lo que a mí me toco ver fue a seres humanos enclaustrados, con vidas monótonas y rutinarias que gastan su energía y tiempo en consumir café y cigarros que consiguen trabajando pintando cerámica o pidiendo dinero a los de servicio social. A las 9 de la mañana los “usuarios” van a trabajar con las piezas de cerámica hasta las 12:00 de la tarde momento en el que les sirven agua de sabor. Después de esto las mismas personas que supervisan el taller donde trabajan, que son las mismas que les pagan a los “usuarios” por su trabajo, les venden café, cigarros, dulces, etc. La una de la tarde es el momento en el que se sirve la comida para los “usuarios”. Ignoro qué ocurre después de esta hora con su rutina diaria, pero a juzgar por lo que cuentan los pacientes y las instalaciones del psiquiátrico, el resto del día es tiempo muerto. Pero no todos los usuarios corren con la misma suerte de poder salir a trabajar con la cerámica, muchos otros se quedan dentro de sus pabellones sin hacer absolutamente nada. Corren con suerte los “usuarios” de psicogeriatría pues ellos al menos cuentan con una televisión donde ven las películas de la Época de Oro. Los usuarios son ignorados y carecen de un trato propiamente humano, carecen de pasatiempos o de formas de entretenimiento. Los objetivos de deshospitalizar a los pacientes y  integrarlos a la sociedad no solo está lejos de ser una realidad sino ni siquiera hay un pequeño atisbo de esa voluntad.

La cuestión era como, desde mi trinchera,  puedo ayudar a los “usuarios” como puedo darles dignidad humana y como saltar el cerco en el que están inmersos. Tomando en cuenta que mi rama es el arte y de manera particular la animación. Considere que la mejor forma de hacerles justicia y poder romper el cerco era por medio de un cortometraje animado.

En un principio tarde un poco en conseguir un argumento que pudiera desembocar en una estructura narrativa. Aunque llegue a pensar que podía utilizar los dibujos realizados por los propio “usuarios” observe que había un sisma entre sus capacidades narrativas y sus capacidades graficas. Quien contaba grandes historias no dibujaba, los que dibujaban no cuentan historias en algunos casos ni siquiera hablan. Después de mucho buscar encontré un “usuario” de nombre Humberto del cual anexo el argumento. Humberto es un “usuario” de unos 60 o 70 años que asegura ser originario de Alemania y cuenta historias verdaderamente fascinantes.

Justificación.

En Metagenealogía, Alejandro Jodorowsky menciona que en algunas prácticas religiosas se trabaja el sueño lucido, es decir la capacidad que tiene la mente en estado de vigilia para penetrar en el mundo onírico e intervenir en él. “El objetivo del sueño lucido no es fabricar sueños dignos de una película de gran presupuesto. Puede servir más bien para resolver angustias muy profundas” (Jodorowsky, 2012). En sus narraciones Humberto puede realizar sus más grandes fantasías, hablar con la Virgen y Jesús, ser millonario, visitar el mundo, tener 375 mujeres, etc.; y lo más importante escapar del psiquiátrico. Alguna vez mencionó que se iría, yo le pregunte qué ¿cuándo ocurriría eso? El no respondió pues esa fecha no existía. En su fantasía el algún día se ira. “Igualmente, desde esta misma perspectiva, se hace posible soñar despierto con una determinada situación; o sea imaginar un desenlace ideal o una solución inédita cuya influencia se hará sentir enseguida en la realidad” (Jodorowsky, 2012).

A este uso de la imaginación Henry Corbin lo denomina lo imaginal, es decir un tipo de imaginación en la que dejamos de ser espectadores. “En lugar de soñar con las aventuras de un héroe ajeno a nosotros, somos nosotros mismos quienes nos convertimos en héroes” (Jodorowsky, 2012). Un tipo de imaginación encarnada que también es mencionada en la PNL. Por su parte para la psicosofía islámica la imaginación creativa permite conocer un mundo inaccesible para los sentidos y el intelecto, sino un tercer espacio, “un entremundo que se halla entre lo sensible y lo inteligible.” (Jodorowsky, 2012)

¿Por qué hacer de la narración de Humberto escape más allá del psiquiátrico y que llegue a una gran cantidad de gente? ¿El pensamiento de Humberto (y en general de los pacientes psiquiátricos) tiene algo que ofrecer a sus congéneres que los han excluido?  Según Jonathan Gottschall: “Hay dos teorías fundamentales que relacionan narrativa con evolución. Una de ellas considera al acto de crear y contar historias un subproducto evolutivo, que va en paralelo con el desarrollo de la inteligencia humana. La otra, más aceptada, es de que las historias funcionan como simuladores de vuelo que preparan a los pilotos en tierra para enfrentar condiciones adversas reales en el aire” (Carelli 2012).  Podemos suponer que la narración de Humberto no solo es una fuga a su realidad sino que además  es una forma de enriquecer el mundo con su visión particular. Por otro lado es importante reconocer el impacto que tiene la narrativa en los lectores/espectadores que reciben la narración.

“Ya se hicieron diversos estudios sobre el poder de la ficción en las actitudes y en los comportamientos de las personas. Esas investigaciones evalúan las percepciones de participantes que están en contra y a favor de una causa polémica, como el aborto o la pena de muerte. Los dos grupos leen textos de ficción y no ficción sobre un mismo asunto y con contenido similar. En la mayoría de los estudios, las personas que leen textos de ficción cambian de opinión con mucha más facilidad que las expuestas a historias reales. Absortos en historias ficticias, los individuos tienden a bajar la guardia, dejan sus preconceptos de lado. Se colocan en el papel del personaje principal y vivencian sus dramas y problemas. Un ejemplo reciente ocurrió en los Estados Unidos” (Carelli 2012).

Podemos afirmar entonces que si la situación de los siquiátricos es expuesta por formas narrativas que crucen el cerco. El impacto y la sensibilidad de los espectadores serian tocada de una manera significativa y poderosa.

Conclusiones.

Pese a promesas de modificar los hospitales psiquiátricos, reclamos de  ONGs y recomendaciones de la CNDH, el ambiente que reina en los psiquiátricos es de abandono y el espíritu humano parece ausente. Los enfermos mentales se encuentran encarcelados por un delito involuntario, no tuvieron juicio, ni abogado defensor pero si cadena perpetua.

Las formas que encontraron los “usuarios” de sobre llevar dicha condición son muy variadas: consumo excesivo de refresco,  café y tabaco los más comunes. Pero en este ambiente Humberto encontró una forma más sana de sobre llevar tanto su padecimiento como su encierro: contar historias o mejor dicho hacer de su vida una historia extraordinaria.

Humberto hace un uso extraordinario de dos capacidades humanas que tienen grandes repercusiones en el ser humano. Usa la imaginación de una manera terapéutica, realiza en su mente sus sueños y deseos, inclusive le ofrece el consuelo de una futura salida de aquel lugar.

Por otro lado la importancia de que la narración de Humberto se haga pública radica en que podría contribuir a enriquecer el pensamiento humano y por otro lado podría sensibilizar al público tanto en la situación de los hospitales psiquiátricos como del huso de la imaginación.

En 1970, Jorodowsky, gracias a su conocimiento de la pantomima estuvo un año ayudando a los doctores a interpretar los gestos de los pacientes, en un “sanatorio” en Tlalpan. De su experiencia concluyó lo siguiente:

“Cuando estos megalómanos, sumidos en depresiones, angustias (…) al decir que son hijos de un hombre o una mujer famosos, en realidad están afirmando ser producto de la Conciencia Divina“ (Jodorowsky, 2012).

“Cuando los megalómanos se atribuyen dones de clarividencia, predicción del futuro y conocimiento del destino, sólo trasforman en delirio lo que a todos nosotros, los “normales”, intenta hacernos oí nuestro Ser esencial: si nos entregamos a la energía divina, (…) podemos desarrollar los potenciales que nos ofrece el cerebro, cumplir la finalidad cósmica, vivir en continua expansión” (Jodorowsky, 2012).

Fuentes.

-JODOROWSKY, Alejandro. Metagenealogía.  Debolsillo. 2012

-CORBIN, Henry. Cuerpo espiritual y Tierra celeste. Siruela. 1996

– Gottschall, Jonathan. The Storytelling Animal: How Stories Make Us Human. Houghton Mifflin Harcourt.2012

-_______. Informe sobre el sistema de salud mental en México. IESM-OMS.2011

– Carelli, Garbiela. (2012, 19 de septiembre). ¿Los seres humanos son violentos? [noticias.perfil.com] De: http://noticias.perfil.com/2012-10-19-13727-los-seres-humanos-son-violentos/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s