“Ven hacia mí
Y déjame morar en ti
Soy el deseo
Lo oscuro que hay en ti”

-Fragmento de la canción Astaroth, Mago de Oz.

Este es un ejercicio en el que doy voz al arcano XV, con el fin de conocer mejor esta carta.

El Diablo - arcano mayor Tarot

¿Qué qué hago aquí? ¿Dímelo tú? Tú me has llamado, a gritos me has convocado.

¿Temes al verme ? Es el temor que te tienes a ti mismo, a esas partes grotescas que tanto has querido ocultar, que tanto has querido negar.  Yo conozco todos los secretos, no hay cerradura que me detenga, ni velo que impida mi visión,  se perfectamente que hay en el fondo de todas las almas. Pero no temas yo no te juzgo, no hay nada en ti que no haya visto antes, no hay nada que tu hayas hecho que yo no lo haya hecho ya. No intentes mentirme, ni ocultarte, desnúdate ante mí, muéstrate tal cual eres, como yo me muestro ante ti. Así soy yo, la exhibición total, odio la hipocresía. Tal es mi odio, que rompo sotanas para mostrar los monstruos de habitan debajo de aquellas telas. No hay santidad, por debajo de  la superficie todos somos monstruos.

Veo tu cara, quieres definirme. Te ahorrare trabajo, desiste, no puedes. No soy hombre, ni mujer, no soy humano o animal, no soy carne ni espíritu, no soy bueno ni malo; o mejor dicho soy todo lo anterior, todo lo que no has mencionado y también todo lo que no tienes ni idea que existe. No de en vano alguna vez fui conocido como Pan, todos. Soy la totalidad, soy el Eros y el Tánatos.

Soy la rebelión, la libertad absoluta. Todos han querido atarme, pero los intentos por controlarme y solo me hacen más fuerte. Rompo toda regla, toda norma, toda limitación. Soy inconmensurable. Mis alas abiertas se extienden por todo el universo, mis astas se insertan el cielo y mis garras se aferran firmemente a las profundidades de la tierra.

Soy el gran burlón, nada me es sagrado. Me rió en los funerales, escupo en la cara de los dioses, hago bromas a los santos. Degrado toda forma de solemnidad con mi sátira, dejando únicamente lo perecedero. No te tomes enserio y ríe conmigo.

Soy la luz de las tinieblas. Habito en las más oscuras profundidades pero ¡gran ironía! soy una fuente de luz, soy: el “portador de luz”. Fui yo quien indujo a Eva a probar del árbol del conocimiento.

Soy el deseo libre de culpa. En mi reino solo hay una ley: «haz tu voluntad». Entrégame tu alma, seras libre para ser esclavo de tus pasiones. Ven a mí y te liberaré de los pecados, no hay castigos, ni premios; sólo la satisfacción. Abandona el intelecto y el corazón, y entrégate a la libido y a la materia. Pero mi camino no es fácil, no cualquiera sabe vivir en libertad, es mas fácil vivir como esclavo. Porque ese es uno de los peligros de mi reino que termines adicto a tu propia satisfacción.

No te engañes, no  he venido a convencerte. Como ya he dicho tu me invocaste, y si lo hiciste es por que me deseas en tu vida. En ti esta la decisión.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s